Puntos suspensivos

Los puntos suspensivos son signos de puntuación constituidos por 3 puntos colocados de manera consecutiva. Se colocan en distintas partes del texto, puede ser al inicio de la frase, en el medio de esta o al final.

Sirven para interrumpir una oración en un final impreciso; los puntos suspensivos se escriben pegados a la palabra que los antecede y separados por un espacio a la palabra o signo que le sigue. A excepción, si los que siguen son signos de puntuación; estos casos se observarán más adelante.

Usos y ejemplos

Los puntos suspensivos se utilizan en el discurso para marcar: suspenso, duda, pausa, interrupción, supresión de parte del texto.

A continuación, se explica el uso de los puntos suspensivos:

Interrupciones en un texto

Se hace la interrupción intencionada en el texto y el resto se da por conocido por el lector. Ejemplo:

  • Ya te conté toda la historia. Y colorín colorado…

Eludir escritura de palabras

A veces el redactor escribe expresiones fuertes y recurre a los puntos suspensivos para insinuar palabras. Ejemplo:

  • Se aprovechó de mi buena fe, ¡ese hijo de p…!

Pausas en un texto

Se incluye una pausa en el discurso que expresa duda, temor o suspenso. Ejemplo:

  • Todo estaba oscuro y en silencio. Y de repente se escuchó un grito… una culebra se metió en casa de la vecina.

Evitar repetir títulos

Los puntos suspensivos evitan la repetición del nombre largo de un libro o una obra que ya se ha mencionado. Ejemplo:

  • “Huellas de la Virgen María en Venezuela: cultos y devociones, de la Fundación Empresas Polar, se trata de un estudio que es a la vez homenaje y oración; y que con sutileza nos entrega una obra sobre la Virgen María en sus distintas advocaciones. En el libro Huellas de la Virgen… los testimonios son de gente común, trabajadora, caritativa y compasiva”.

Dar énfasis

Hacer un énfasis expresivo, alargando la entonación de un texto. Ejemplo:

  • “La antigüedad de la presencia humana en el Llano se remonta al período denominado Paleoindio. Allí los diversos grupos humanos se enfrentaron a serias características ambientales: sequía y lluvia… en extremo”.

Crear suspenso

Dejar el enunciado en suspenso y a la imaginación del lector. Ejemplo:

  • Yo te llevo en mi carro y te dejo en el centro comercial. Luego no sé… después hablamos.

Señalar continuación

Para realizar la enumeración e indicar que puede continuar. Ejemplo:

  • Voy de vacaciones a un campamento turístico que tiene restaurante de comida internacional, piscina, discoteca, paseos guiados…

Marcar que el fragmento no está escrito desde el inicio

Se utiliza para señalar que un fragmento no corresponde al principio de la frase o idea. Ejemplo.

  • “… la línea amarilla será, pues, la primera llegada”.

Marcar que el fragmento continúa

Se utiliza para destacar que el fragmento o idea continúa más allá de la última palabra escrita. Ejemplo:

  • De buenas a primeras, durante una clase, y sin razón aparente, el profesor Norman gritaba: ¡Silencio! Y cuando pedía silencio, lo obtenía…

Ausencia de una palabra

Indicar la ausencia de una palabra o fragmento en una cita textual. Ejemplo:

  • Una reacción apresurada puede conducir a una mal concebida acción (…), el actuar con calma deja tiempo a la emoción enfriarse.

Reglas y uso incorrecto

Aunque parezca muy común y sencillo el uso de los puntos suspensivos, esa misma ligereza puede llevar a cometer errores que afecten la correcta escritura.

Por ello, seguidamente se ilustrará un poco sobre las reglas y el uso incorrecto de los puntos suspensivos:

Uso con otros signos de puntuación

Esta duda surge en torno a dónde es correcto ubicar el otro signo de puntuación; si antes o después de los tres puntos. Los puntos suspensivos se colocan antes de todos los demás signos de puntuación.

  • La coma. Ejemplo:
    • Debo ir al supermercado a comprar pasta, arroz, azúcar, café…, espero que me alcance el tiempo para luego ir a la panadería.
  • Punto y coma. Ejemplo:
    • Mantente siempre vigilando la aparición de esa gran idea que va a cambiar tu existencia…; yo sé que lo vas a lograr.
  • Dos puntos. Ejemplo:
    • Viéndolo bien…: Fue lo mejor que pudo suceder.
  • El punto. Es el único que no debe colocarse después de los puntos suspensivos, ni siquiera si termina la frase, porque no tiene sentido colocar cuatro puntos en línea. La excepción es cuando se utiliza una abreviatura. Ejemplo:
    • Yo he visto en otra parte a esa Sra.…

Mayúsculas o minúsculas

Para tomar la opción correcta se debe considerar si se ha cerrado la oración o no.

  • Ya tengo listo el escrito… El encontrar la información me llevó cuatro horas.

En este caso el que habla hace una pausa de suspenso y luego inicia otra oración.

  • No estoy segura, pero… creo que el banco está cerrado.

En este escrito se indica la pausa con la coma y la persona continúa desarrollando la idea; por eso la siguiente frase inicia con minúscula.

Signos de interrogación y exclamación antes o después

Para aclarar esta duda… debes tomar en cuenta:

  • Si la idea no está completa, colocas los puntos suspensivos antes de los signos. Ejemplo:
    • ¡Ella no estaba en el lugar…! Así que no la culpes de nada.
  • Si la idea está completa, se colocan los puntos suspensivos delante de los signos. Ejemplo:
    • ¿Llegaría mi tarjeta de crédito?… Espero que sí.

Uso Incorrecto

Nunca debes utilizar los puntos suspensivos e inmediatamente la palabra etcétera, porque estas dos opciones significan lo mismo. Así que selecciona la que mejor se adapte a tu escrito.

Forma incorrecta. Ejemplo:

  • Ya compré todo el ajuar de bodas: el vestido, las zapatillas, la liga, el ramo… etc.

Forma correcta. Ejemplo:

  • Ya compré todo el ajuar de bodas: el vestido, las zapatillas, la liga, el ramo, etc…
  • Ya compré todo el ajuar de bodas: el vestido, las zapatillas, la liga, el ramo… Como puedes observar en este ejemplo…, la última palabra no lleva coma al final, sino los tres puntos pegados a esta.