Saltar al contenido

Comillas

La comilla es un signo ortográfico caracterizado por dos símbolos que se encargan de encerrar a una palabra, frase u oración. Además, cuenta con la propiedad de sufrir tres diferentes tipos de variaciones o formas de representarse, por lo cual sus usos varían en gran medida

El principal uso que se le da a la comilla es el de citar todo tipo de textos o de denotar que una expresión puede no tener un significado literal. De esta manera, es muy común encontrársele en textos literarios o científicos.

Por otra parte, también es posible ver su uso como medio para señalar ironía o algún sentimiento despectivo hacia lo que se habla. Así, esto ayuda a que se pueda generar un determinado sentimiento a los escritos.

Hay que señalar que las comillas se representan de diversas formas, por lo cual su significado puede variar dependiendo del tipo de comilla empleada. Esto da la necesidad de saber la diferencia entre cada una de las formas que poseen las comillas y el uso que se les puede dar a las mismas.

Tipos

Hay una gran variedad de tipos de comillas, siendo exactamente cuatro. Esto hace indispensable conocer cuáles son estas y para qué se emplean cada una de ellas. Así, se evitará cometer todo tipo de falla y se podrá cumplir las principales reglas gramaticales.

Los tipos de comillas que puedes encontrar, son los siguientes:

Comillas españolas, latinas o angulares («»)

Esta comilla también recibe el nombre de comilla de pico, francesa, de sargento o baja. Es la más recomendada por los expertos y brinda comodidad al momento de emplearse en cualquier situación.

En los textos impresos, la RAE prácticamente exige hacer uso de las comillas españolas, debido a que son las más funcionales y ayudan al lector a estar inmerso en los escritos. Aun así, hay algunos escritores que han decidido decantarse por otro tipo de comilla.

Un ejemplo de su uso sería el siguiente:

  • La profesora le dijo a todo el mundo lo siguiente: «El que no estudio para la clase de las 12, será llevado a detención».

Comillas inglesas o dobles (“”)

También llamadas comillas altas, son las más utilizadas en la actualidad debido a su sencillez de uso y comodidad para emplear en los textos. Además, gracias a la expansión de la lengua de países de América, este tipo de comillas se han vuelto muy usadas a nivel mundial.

Estas comillas suelen ser criticadas o no recomendadas debido a que pueden dejar un gran espacio entre textos, lo cual generaría que los lectores se desconecten de cualquier tipo de escrito.

Un ejemplo sería el siguiente:

  • Andrés expresó su disgusto y señaló lo siguiente: “El partido fue desleal y se incumplieron las mayorías de las reglas acordadas. Es una deshonra para todos”.

Comillas simples (‘’)

Estas comillas se encargan de expresar un significado de una palabra o expresión. De esta forma, suele colocarse el significado entre comillas simples para que el lector logre reconocer la definición de algún término poco conocido

En la actualidad, estas comillas son usadas para reemplazar a las comillas dobles, lo cual no es recomendado por los especialistas del área, ya que el uso de la comilla simple es específico y no se puede extrapolar.

Un ejemplo del uso de comillas simples, sería el siguiente:

  • La palabra pararrayos tiene el significado de ‘objeto de seguridad ante posibles riesgos de electricidad a causa de las nubes o del medio ambiente’.

Entre comillas

Esta expresión se usa usualmente para referirse al uso de las comillas dobles. En el lenguaje verbal, se suele emplear esto para denotar ironía o sarcasmo. Es un término bastante común, ya que es difícil que el interlocutor reconozca cuándo se desea emplear comillas al momento de hablar de forma hablada.

Por otra parte, esta expresión también se emplea para señalar que algo se está mencionando de forma textual. De esta manera, sencillamente se quiere citar el comentario de una persona, siendo indispensable resaltar esto durante la conversación.

Usos y ejemplos

Hay una gran variedad de usos que se les puede dar a las comillas. De esta manera, hay que saber reconocer las diferentes maneras de emplearlas para evitar posibles errores que se puedan presentar o que se puedan llegar a cometer a causa de no tener conocimientos sobre todo esto.

A continuación, verás todos los usos que se le pueden dar a las comillas:

Para señalar citas textuales

Las comillas se emplean para citar textos o dichos de otra persona. Su uso es obligatorio a nivel profesional, ya que es indispensable mencionar el creador de determinado contenido. En la vida cotidiana también se emplean mucho, ya que permiten expresar comentarios o dichos ajenos. Por ejemplo:

  • El presidente de la junta directiva criticó el comentario de “los dolores ajenos” expresado por el pasado ministro.
  • Laura fue al programa de variedad y dijo que “las cosas suceden por alguna razón”, dicho que se lo mencionó su amiga.

Señalar el título de alguna obra o publicación

Este signo gramatical también se emplea para señalar el título de alguna canción, escrito, libro o cualquier creación. De esta forma, es indispensable colocar el mismo entre comillas para hacer mención a ello. Ejemplo:

  • “Las rosas de colores” es un libro que marcó la literatura española gracias a su excelencia en cuanto a su escritura.
  • La canción titulada “Hard Love” fue un hit en el siglo XX. Así, logró generar gran repercusión en los sonidos de este actual siglo.

Expresar palabras que señalen ironía o que contengan un lenguaje vulgar

Las comillas permiten señalar que un texto o palabra denotan cierta ironía. Además, las mismas se emplean cuando se usan palabras o expresiones vulgares, tal como es el caso de las palabras obtenidas de otras lenguas. Por ejemplo:

  • Esto fue un golpe “malvado” para todos los trabajadores de la empresa. Deberían comenzar a cambiar las normativas.
  • Los “influencers” han comenzado a generar una revolución en los jóvenes actuales. De esta forma, parece ser que serán influyentes en las futuras generaciones.

Determinar el significado de una palabra o expresión

Es muy común el uso de comillas para expresar el significado de una expresión en caso de que sea difícil de entender o su uso sea poco común. Esto ayudara al interlocutor a entender el mensaje que se desea expresar. Por ejemplo:

  • El hombre hizo una maniobra “certera” (precisa), por lo cual ayudó a superar todos los obstáculos presentados en aquel momento.

Otros usos

Las comillas son muy empleadas en otras ciencias para denotar diversas expresiones o para señalar alguna función en específico. Esto es algo muy visto en la informática, donde su uso se ha visto extendido en los diversos lenguajes de programación y en el uso de diversos comandos especiales.

Aun así, son casos particulares, por lo cual su uso se ha visto solamente en el ámbito gramatical. Por ello, es muy difícil encontrarles en otras ciencias o especialidades, a menos que se dé por medio de un significado netamente gramatical.

En la informática

Hay diversos usos en la informática con respecto a las comillas. Los más comunes de ver se pueden considerar los siguientes:

  • Comilla simple: se emplea para señalar literales. De esta manera, se señala que, cualquier fórmula colocada entre comillas simple, siempre será o corresponderá a un mismo valor.
  • Comilla doble: se emplea para sustituir los valores expresados entre comillas dobles. De esta manera, muchos lenguajes de programación o programas informáticos lo toman como un parámetro de sustitución.
  • Comillas invertidas: son ejecutores de diversas funciones. Usándolas junto a algunos parámetros, harán que un programa pueda realizar una determinada acción.

Reglas y usos incorrectos

Las comillas, al igual que cualquier signo ortográfico, requiere de un conjunto de instrucciones para poder ser empleadas de forma correcta. De esta forma, se deben seguir los siguientes reglamentos en todo momento.

Usarlas con símbolos de apertura y cierre

Las comillas siempre deben contar con su símbolo de apertura y cierre en la palabra o frase que se desea emplear. De esta forma, nunca debe emplearse una sola comilla cuando se quiere emplear en un contexto gramatical:

  • Las chicas “caminaron libremente (uso incorrecto).
  • Las chicas “caminaron” libremente (uso correcto).

Correcta escritura

En caso de escribir de forma manual, las comillas deben ser señaladas adecuadamente. Se debe evitar generar formas confusas para evitar que las personas que lean estos textos no comprendan el significado de las mismas.

Uso incorrecto

Es muy común que las personas empleen las comillas de forma inadecuada. De esta manera hay que remarcar las principales causas en las que se da esto. Así, se podrá evitar cometer cualquier tipo de falla a nivel gramatical.

Los principales errores que se presentan son los siguientes:

  • Marcar acrónimos o siglas de otras lenguas: es inadecuado remarcar cualquier nombre propio, acrónimo o sigla que corresponda a otra lengua. Por ejemplo:
    • El “DVD” es un instrumento sumamente indispensable en la actualidad (uso incorrecto).
    • El DVD es un instrumento sumamente indispensable en la actualidad (uso correcto).
  • Señalar títulos de colecciones sagradas o de editoriales. Por ejemplo:
    • El “Levítico” genera una gran enseñanza (uso incorrecto).
    • El Levítico genera una gran enseñanza (uso correcto).