Saltar al contenido

Signos o símbolos musicales

Los signos o símbolos musicales son representaciones gráficas que te permiten escribir la música. Cada signo tiene una función específica para leer y escribir con facilidad, tal y como se pueden leer y se escribir las palabras pronunciadas en algún idioma convencional.

El documento donde se escribe el texto completo de una obra musical se llama “partitura”; y la partitura a su vez la conforman varios “pentagramas”. En el pentagrama se colocan los signos o símbolos musicales.

El “pentagrama” es una pauta formada por cinco líneas horizontales, paralelas y equidistantes entre sí. Se ha convenido en contar las líneas de abajo hacia arriba: la línea inferior será la primera y, por consiguiente, la superior será la quinta.

Las distancias entre las líneas se llaman espacios y se cuentan igualmente de abajo hacia arriba. Entonces el pentagrama se compone de cinco líneas y cuatro espacios, donde se colocan los signos que sirven para escribir la música.

Cuáles son

Claves

Las CLAVES se escriben al principio del pentagrama. Sirven para fijar el nombre de las notas y para indicar al mismo tiempo el puesto que éstas han de ocupar en la escala general.

La ESCALA GENERAL es la unión de todos los sonidos, desde el más grave al más agudo que puedan ser ejecutados por voces o instrumentos.

Las figuras de las claves son tres:

  1. La clave de FA, que se coloca sobre la 3ª. Y 4ª. línea del pentagrama.
  2. La clave de DO, que se coloca sobre la 1ª., 2ª,3ªy 4ª. línea.
  3. La clave de SOL, que se coloca sobre la 1ª. y 2ª. línea.

Las claves dan su nombre a las notas colocadas sobre las mismas líneas que ellas ocupan.

Notas

Las notas son los signos que representan las duraciones y los sonidos. Según sus diferentes figuras, expresan diferentes duraciones.

Según sus diferentes posiciones en el pentagrama, expresan diferentes sonidos.

Existen siete NOMBRES DE NOTAS para expresar todos los sonidos:

  1. DO
  2. RE
  3. MI
  4. FA
  5. SO
  6. LA
  7. SI

Estas notas forman una serie de sonidos que van del grave al agudo y que se llama “serie ascendente”.

Las FIGURAS de las NOTAS son siete y se organizan de mayor a menor:

  1. La REDONDA.
  2. La BLANCA.
  3. La NEGRA.
  4. La CORCHEA.
  5. La SEMICORCHEA.
  6. La FUSA.
  7. La SEMIFUSA

Las figuras definen los sonidos, pausas momentáneas y los silencios.

La Plica

Son barras verticales que componen las notas musicales y que están pegadas a la cabeza de todas las figuras, a excepción de la redonda.

La orientación para colocar la Plica se basa en la dirección de “la cabeza”; por encima, por debajo o sobre la línea central del pentagrama.

Alteraciones Accidentales

Son signos que aparecen accidentalmente y modifican la altura de las notas a las cuales afectan; la alteración puede indicar subir o bajar un tono, o medio tono.

Las alteraciones son:

  1. El Sostenido. Sube la entonación de la nota medio tono.
  2. El Doble sostenido. Sube la entonación de la nota dos veces más que el simple sostenido.
  3. El Bemol. Baja la entonación de la nota medio tono.
  4. El Doble bemol. Baja la entonación de la nota dos veces más que el simple bemol.
  5. El Becuadro. Destruye el efecto del sostenido y el bemol. Baja el sonido que ha elevado el sostenido y sube el sonido que ha bajado el bemol

Armaduras de Clave

Los sostenidos que forman parte de una escala (de la tonalidad), no se colocan precisamente delante de cada nota, porque esto complicaría la escritura musical; sino en orden de sucesión, inmediatamente después de la clave, al principio del pentagrama, y sobre las mismas líneas o en los últimos espacios que ocupan las notas que han de alterar.

Así colocados los sostenidos forman la ARMADURA DE CLAVE (armadura con sostenidos), y su efecto continúa durante todo el curso de la composición, mientras no sea modificada dicha armadura.

La armadura de la clave indica la tonalidad en que está escrito un trozo de música.

Alteraciones de Precaución

Como su nombre lo indica, son alteraciones para recordar que, si en un compás hay una nota con alteración accidental y se presentan otras notas iguales dentro del mismo, hay que alterarla también. Estas alteraciones son sostenidos, bemoles o becuadros que se destacan entre paréntesis.

Compás Musical

El compás es la división de un trozo de música en partes iguales. Esta división se indica por medio de unas líneas que atraviesan perpendicularmente al pentagrama y se llaman líneas divisorias.

El conjunto de los valores, notas o silencios que estén comprendidos entre dos líneas divisorias, forma un compás.

La suma de estos valores debe ser igual para todos los compases que forman una pieza de música y por consiguiente todos los compases deben ser de igual duración.

El compás se subdivide a su vez en dos, tres o cuatro tiempos.

Signos de repetición musical

La doble barra indica el final de una pieza de música o de una de sus principales partes, y cuando una de esas partes debe repetirse dos veces toma el nombre de REPETICIÓN.

Se indica la repetición por dos puntos colocados cerca de la doble barra de separación, debiéndose repetir la parte que se halla del lado de dichos puntos.

Estos signos ayudan a ahorrar espacio en la partitura, porque de manera frecuente se repiten uno o más compases.

Ligaduras de prolongación

La LIGADURA es un signo que une dos notas de un mismo sonido y casi siempre de un mismo nombre, aunque sean de diferente duración. Este signo indica la unión del valor de la segunda nota al valor de la primera, y se dice entonces que las dos notas son ligadas.

La ligadura es indispensable para obtener las duraciones que no se pueden escribir por medio de otros signos.

Los silencios

Los SILENCIOS son signos que indican la ausencia momentánea del sonido.

Son siete FIGURAS DEL SILENCIO que expresan la duración más o menos larga de la ausencia del sonido:

  1. Silencio de Redonda.
  2. Silencio de Blanca.
  3. Silencio de Negra.
  4. Silencio de Corchea.
  5. Silencio de Semicorchea.
  6. Silencio de Fusa.
  7. Silencio de Semifusa.

El silencio de redonda, se coloca debajo de la cuarta línea y la pausa de blanca de encima de la tercera línea; las otras figuras se colocan indiferentemente sobre el pentagrama.

Calderón o Corona

El movimiento puede suspenderse también momentáneamente. Esta suspensión cuya duración es indeterminada se expresa por medio de un signo llamado CALDERÓN o CORONA.

Se coloca el calderón encima o debajo de una nota, o de un silencio. Indica este signo que la duración de la nota o del silencio debe prolongarse tanto tiempo como lo exija el buen gusto del ejecutante.

Sincopa.

LA SINCOPA es un sonido articulado sobre un tiempo débil o sobre la parte débil de un tiempo, y prolongado sobre un tiempo fuerte o sobre la parte fuerte de un tiempo.

Cuando las dos partes de la síncopa no son de igual duración se llama Sincopa Irregular.

1ª. Vez Y 2ª. Vez.

Si la pieza musical tiene solamente un signo de repetición significa que debe repetirse desde el principio hasta el final, y ordinariamente va acompañado de las palabras DA CAPO- D.C. (de la cabeza, del principio).

Cuando se repite una pieza de música desde el principio y se hallan hasta el final una o más repeticiones, se escriben entre barras las casillas que indican que se debe tocar la 1ª.vez en la 2ª vez. Se conocen como casillas de primera y segunda repetición.

Dosillos, tresillos, cuatrillos, quintillos y sextillos

Se conocen como grupos de valoración especial porque entran en un tiempo o en un compás en un nivel mayor o menor de lo normal.

Estos grupos se dividen en:

  1. Valores irregulares por aumento. Cuando la cantidad de valores es mayor de lo normal.
  2. Valores irregulares por disminución. Cuando la cantidad de valores es inferior al normal.

Los valores especiales o irregulares se reconocen por su terminación en “illo” agregada al número que representa la cantidad de valores que contiene: dosillos, tresillos, cuatrillos, quintillos y sextillos.

Octava alta y baja

Estos signos musicales nos ayudan a trabajar en el pentagrama la altura de las notas que deseamos.

El pentagrama en ocasiones no es suficiente para un sonido muy agudo; se pueden colocar más líneas, pero se hace complicada la lectura musical. Entonces utilizamos símbolos en la octava baja que nos permiten interpretarla como una octava alta.

Abreviación de repetición de compases

Una abreviatura tiene como finalidad facilitar la escritura musical para hacerla más clara; ahorrando a su vez tiempo y espacio.

Cuando una pieza de música o compás debe ser ejecutado dos veces se indica mediante barras de repetición. La abreviatura de repetición de compases se utiliza como las comillas en el sistema de escritura.

Trino.

El trino es considerado un “adorno musical” que consiste en alternar rápidamente dos notas conjuntas. Se debe repetir lo más rápido posible la nota base y la nota siguiente en la escala.

El trino se indica por las letras tr. y presenta tres partes: la preparación, el batido y la terminación.

El trino debe ejecutarse siempre con mucha igualdad; brillante, en los pasajes de movimiento rápido, y suave en lo de movimiento lento.

Arpegiado

El ARPEGIO (viene del italiano arpeggio que es un derivado de la palabra arpa), es un signo que se coloca delante de un acorde; indica que se han de atacar sucesivamente y con rapidez las notas de dicho acorde, empezando por la más grave.

No se tocan las notas de manera simultánea, sino en forma sucesiva; o sea en acorde desplegado.

El Mordente

EL MORDENTE es una alteración melódica que indica que, una determinada nota, debe de ser ejecutada con mucha rapidez alternando dos notas conjuntas.

La primera de estas notas es la misma que la nota principal a la cual el mordente va adherido; la segunda, es el grado superior. (sea a un tono, o a un semitono).

El mordente debe ejecutarse con limpieza y de un modo incisivo.

Matices Dinámicos

Se llaman MATICES DINÁMICOS o de INTENSIDAD, a los diferentes grados de intensidad por los que pueden pasar uno o varios sonidos, un pasaje o una pieza de música entera.

Se les indica por medio de unos signos llamados reguladores y también por términos italianos.

El sonido puede ser débil y puede ser fuerte. El primero se expresa por medio de la palabra “piano” y el segundo por la palabra “forte”.

Pero el “piano” y el “forte” pueden tener varios grados de intensidad: mientras más “ffff” aparezcan más fuerte se ha de tocar, y a mayor número de “pppp” la intensidad será más suave.

Son los matices a la música, lo que a la pintura las graduaciones de color junto a los contrastes de luz y sombra.

El Picado o Staccato

EL PICADO es un signo de articulación para acortar las notas y se representa mediante un punto que se coloca por encima o debajo de la nota. La articulación en la música trata la forma en que se produce la transición entre los sonidos.

El picado acorta sutilmente la nota respecto a su valor original, y esta nota “staccata” va separada por un silencio de la nota que le sigue. Este corto silencio no afecta el volumen del sonido.

Así como el hombre inventó los signos de escritura para preservar las ideas y conocimientos que expresaba a través del lenguaje; esa misma necesidad lo llevó a la creación de símbolos para resguardar y comunicar el arte de la música. De hecho, se han encontrado sistemas musicales basados en letras, tan antiguos como la escritura misma.

El aprendizaje musical fortalece la disciplina, incentiva la memoria, aumenta la seguridad personal para socializar, desarrolla las habilidades motoras y disminuye el estrés.

Estudios científicos demuestran que la música estimula ambos hemisferios cerebrales; al hemisferio izquierdo con sus rasgos analíticos y al hemisferio derecho con su aspecto creativo.